Acerca del Protocolo en la Primera Comunión

Antes de comenzar a desarrollar el tema creo que es conveniente preguntarnos: ¿Qué es el protocolo?

Protocolo viene del griego protocollum, significa ¨orden¨. Es una regla que guía como una actividad debe realizarse, especialmente en el mundo de la diplomacia.

El protocolo social implica un conjunto de conductas, normas y reglas que se deben cumplir en todos los ámbitos de la vida. Ademas de comprender las buenas maneras, educación y comportamiento público, también abarca un conjunto de técnicas, normas y tradiciones mediante las cuales deben organizarse actos , eventos  o celebraciones.

Si bien es imprescindible contar con un conocimiento de las normas de protocolo y etiqueta para organizar eventos, en el caso de la Comunión que es organizada en la mayoría de los casos por la familia, sólo es aconsejable investigar que se suele hacer y como proceder, por ese motivo, es que dejamos aquí una serie de pautas que deben ser tenidas en cuenta para que la reunión sea inolvidable.

Al igual que en el Bautismo, la Comunión suele ser un evento familiar, por lo general se invita a la familia, amigos cercanos y amiguitos del niño. Si bien en la actualidad a veces se transforma en una parafernalia 🙂 es aconsejable que prevalezca la moderación en todos los aspectos, ya que se trata de una celebración religiosa, no es un cumpleaños ni una boda.

En entradas anteriores vimos ciertos aspectos a tener en cuenta al momento de organizar una Comunión y que están relacionados también con este tema, entre los aspectos que se trataban están:

  1. El lugar donde se llevará a cabo la ceremonia: en Argentina los niños asisten a catequesis y luego toman la comunión en la parroquia o Iglesia cercana a donde viven, luego se realiza una reunión para celebrarlo.
  2. El lugar donde se realizará la celebración posterior: dependerá del espacio disponible y del presupuesto asignado, como así también  el tema de la comida, que puede ser hecha en casa o pedir un servicio de catering.
  3. Vestimenta: se suele aconsejar desde la misma Iglesia que los niños lleven ropa sencilla, el motivo es simple: no todos tienen el mismo poder adquisitivo y de esa manera se logra unificar y que nadie se sienta inferior. Las niñas usan vestidos y zapatitos blancos y algún accesorio en el cabello y los niños trajes o sino pantalón oscuro y camisa blanca, con corbata oscura, en España suelen vestirlos como almirantes o marineritos y las niñas suelen usar además velo, guantes y bolsita. Los adultos pueden pueden usar atuendo de cóctel (vestido o traje chaqueta) en el caso de las mujeres y los hombres traje oscuro. Este tema es muy personal ya que las costumbres varían según los países y gustos personales, pero como mencionábamos anteriormente, no se equivocarán si se guían por el sentido común y la moderación.
  4. Entrega de recordatorios y de regalos: por lo general el niño entrega durante la celebración las estampitas o recordatorios, los cuales incluyen su nombre, la fecha y el lugar donde realizó la Comunión, en cuanto a el tipo de modelos a elegir, dependerá del gusto de cada uno y si además se permite elegir cual le gusta más al niño. En cuanto a los regalos que se pueden dar, puedes revisar la entrada sobre el tema regalos, pero recuerda que se debe tener en cuenta la edad, la circunstancia, intenta no repetir y para eso, nada mejor que preguntar o averiguar antes de comprar.
  5. La comida: puede celebrarse por el mediodía o por la tarde, dependerá del horario en que se lleva a cabo la celebración, lo más práctico es que sea después de la Comunión. El tema central de la mesa es la torta de Comunión, en entradas posteriores tocaremos el tema con ideas e imágenes de tortas y decoraciones.
  6. Lo más apropiado es que el niño esté presente junto a sus padres (ubicados uno a cada lado del niño) para saludar a los invitados y luego podrá dedicarse a disfrutar de la fiesta, también es apropiado que sea él quien reparta a los invitados los recordatorios o estampitas.

Leave a Reply